Lo último

Empate con sabor a poco

Parodi a Portugal

Defensores empató 1-1 con San Telmo por la tercera fecha de la B Metropolitana. Tras un primer tiempo flojo, en el segundo levantó el rendimiento pero no pudo ser punzante para doblegar la resistencia del Candombero.

Noticiasrelacionadas

El 3-3 del debut ante Los Andes había dejado algunas dudas y algunas certezas. Las fallas defensivas eran un grave problema para solucionar y la capacidad de aprovechar las situaciones de gol fueron una virtud. Sin embargo, ante San Telmo se vieron distintas facetas a lo largo de los 90 minutos que dejaron una sola conclusión: Defe debe mejorar. De trámite parejo, con imprecisiones, el partido arrancó a tono del resto del torneo: dos equipos que no se sacaban ventaja. Sin embargo, el Dragón mostraba algunos problemas defensivos ya que ni bien empezado el encuentro un cierre de Villalba al borde del área chica evitó el gol del local. Pero no corrió la misma suerte a los 13, cuando la última línea quedó mal parada tras un saque de arco de Sanzotti permitiéndole a Maximiliano Ayala irse solo contra el arquero para poner el 0-1. Se esperaba una reacción de Defe, pero tardó en llegar. Porque el equipo de Salvador Daniele estaba inconexo en la mitad de la cancha. Rocchi y Batallini no se proyectaban por los laterales, Ceratto demostraba que no iba a ser su tarde y todo caía en un activo Luppino que generó peligro las pocas veces que logró desbordar. Y en una de ellas llegó el empate, ya que tras un centro que parecía irse largo Batallini lo devolvió a la cancha y Ferreira la metió contra su propia meta. Un cabezazo de Molina en el travesaño casi le da la ventaja sobre el final de la primera parte a Defe, demostrando que la pelota aérea iba a ser la única forma de llegar al arco de Gambandé. Y así fue. Sin un Ceratto encendido, con un Molina -de buen partido- que se cansó de recibir pelotazos, con un ingresado Asencio que aportó a cuentagotas , Defe fue más que San Telmo en el complemento, pero sin la claridad necesaria como para generar situaciones claras. Con dominio de terreno y pelota, pero sin ser profundo, el Dragón fue consumiendo el complemento sumergido en la falta de variantes para atacar. Balance positivo para los desbordes de Luppino, la capacidad de Molina para bajar y aguantar cuanta pelota le pase cerca y para el juego aéreo, ya que los de Daniele se cansaron de ganar de arriba. Sin embargo, habrá que trabajar -y mucho- en las distracciones defensivas y la falta de variantes para llegar al arco rival, dos items más que importantes y que le costaron a Defe llevarse una un triunfo de Villa Crespo. Por: Facundo Camera

<

Más noticias del Dragón

Más de DEFE

Comentarios